OFERTA Descuento Cambio líquido de frenos

CAMBIAR LÍQUIDO DE FRENOS

IVA incluido
29,95 €
CAMBIAR <strong>LÍQUIDO</strong> DE <strong>FRENOS</strong>

¿QUÉ INCLUYE EL CAMBIO DE LÍQUIDO DE FRENOS EN AURGI?

  • Sustitución del líquido de frenos por uno nuevo
  • Vaciado y purga del circuito y depósito
  • Líquido de frenos DOT 4 ABS Aurgi en la cantidad requerida por el vehículo
  • Reciclado del líquido de frenos antiguo

El líquido de frenos es uno de los elementos más importantes para garantizar nuestra seguridad.

Los frenos de un automóvil funcionan de manera hidráulica, excepto el freno de mano que generalmente se activa tensando un cable de frenado. El líquido de frenos es el fluido hidráulico no acuoso que está en el centro de este sistema. Su función es transmitir la fuerza ejercida sobre el pedal de freno hasta los cilindros o pistones de las ruedas que empujarán los elementos mecánicos del sistema de frenado (normalmente conjunto de discos y pastillas) y conseguirán que el coche se detenga en caso de necesidad.

El mal estado o el nivel inadecuado del líquido de frenos puede comprometer la eficacia de todo el sistema de frenado, provocando incrementos en la distancia empleada para detener el vehículo, la pérdida de la dirección durante el frenado con desviaciones hacia uno de los lados o un funcionamiento a trompicones de los frenos. Por este motivo, es vital para nuestra seguridad hacer una comprobación regular del nivel y estado del líquido de frenos y sustituirlo cuando sea necesario.

aurgi-breaks-fluid-1

¿CUÁNDO HAY QUE SUSTITUIR EL LÍQUIDO DE FRENOS?

Dentro de los planes de mantenimiento de los vehículos, la norma generalizada es la comprobación del estado y nivel del líquido de frenos en cada revisión debido a su impacto en las condiciones de seguridad. De igual modo, los fabricantes recomiendan su sustitución, independientemente de su estado, cada 60.000 kms ó dos años desde su último cambio, lo que antes suceda.

Esta exigencia en el mantenimiento y la frecuencia de su sustitución son debidas a que el líquido de frenos debe reunir una serie de características para cumplir eficazmente su función:

  • Resistencia a las altas temperaturas (punto de ebullición elevado) y a las bajas para evitar su congelación.
  • Fiabilidad en la transmisión de la fuerza (no compresión).
  • Ausencia de floculación (inexistencia de grumos o partículas sólidas).
  • No ser dañino para los materiales con los que está en contacto.

Sin embargo, estas propiedades van mermando a medida que el líquido de frenos va absorbiendo humedad. El líquido de frenos es un fluido higróspico, es decir, atrae el agua presente en el ambiente y aunque el circuito donde va contenido es estanco, la tapa del depósito permite la entrada de aire para evitar la formación de vacío cuando el líquido empieza a bajar de nivel. Además, con el uso y el paso del tiempo el propio circuito suele presentar una cierta permeabilidad.

La presencia de agua en el líquido de frenos reduce el punto de ebullición del mismo, genera burbujas de aire que reducen la eficacia y homogeneidad en la transmisión de la presión, propicia la formación de partículas en suspensión y provoca la oxidación y desgaste de los elementos en contacto. Por todo ello, el sistema de frenado se ve seriamente comprometido generando un riesgo para la seguridad no sólo de los ocupantes del vehículo sino también del resto de usuarios de la vía.

Revisando profesionalmente y sustituyendo el líquido de frenos a tiempo, como le recomendamos en Aurgi, conseguiremos mejorar la seguridad, acortar la distancia de frenado y alargar la vida útil del sistema de frenos.

aurgi-breaks-fluid-2

¿CÓMO DETECTAR SI DEBEMOS CAMBIAR EL LÍQUIDO DE FRENOS DE NUESTRO COCHE?

Hay varias pistas que pueden ponernos sobre aviso de que es preciso sustituir el líquido de frenos de nuestro coche. Sin embargo, la revisión y manipulación de este fluido es algo que debiera hacerse por profesionales, tanto por las implicaciones que tiene en la seguridad vial como por tratarse de un líquido corrosivo con determinados materiales, altamente contaminante y que precisa del uso de maquinaria y utillaje especializado.

Los síntomas que revelan la necesidad de sustituir el líquido de frenos son:

  • Oscurecimiento de su color y pérdida de transparencia.
  • Tacto acuoso o presencia de partículas o grumos.
  • Aumento del recorrido y esponjosidad del pedal de freno.
  • Se ha realizado la sustitución de las pastillas de freno.
  • Pérdida de nivel.

Respecto a la pérdida de nivel conviene decir que después de recorrer varios miles de kilómetros, conviene revisar y rellenar si es preciso el nivel del líquido de frenos, lo que no debe preocuparnos. Una ligera disminución del nivel suele deberse a menudo al desgaste progresivo de las superficies de fricción del sistema de frenado (pastillas y discos). Si la pérdida de nivel fuera continua se debiera revisar el circuito, sobre todo el estado de los latiguillos.

¿Cuántos tipos de líquidos de frenos existen?

La elección del líquido de frenos adecuado para nuestro coche es fundamental ya que utilizar uno equivocado puede provocar graves daños en el sistema. Existen por su composición y miscibilidad básicamente dos tipos de líquidos de frenos que a su vez se distinguen entre sí por el nivel de especificación DOT.

Base glicol: Son la práctica totalidad de los líquidos de frenos que se utilizan en los coches que circulan en España. Se pueden mezclar entre sí, aunque siempre es preferible hacer una sustitución total del circuito, ya que sus propiedades dependen del nivel del DOT y la mezcla resultante puede no ser homogénea.

  • DOT 3: Se trata de una especificación en desuso para coches con una antigüedad muy elevada (siglo pasado) cuya característica fundamental es su punto de ebullición en seco de 205º C.
  • DOT 4: Es la especificación más habitual con un punto de ebullición en seco desde 230º C. Con la aparición de los sistemas de frenado ABS/ESP muchos fabricantes adoptaron un estándar superior para este tipo de sistemas de frenado llegando a un punto de ebullición en seco de 265º C.
  • DOT 5.1: Esta nueva especificación tiene un punto de ebullición desde 260º C, pero se distingue de los anteriores por una viscosidad mucho más baja, por lo que salvo que sea ésta la especificación de origen no conviene usarlo ya que aumentaría el riesgo de pérdida por fugas o poros.

Base silicona: En este grupo encontramos el DOT 5 que se usa principalmente por vehículos fabricados en América. No puede mezclarse con los anteriores salvo que expresamente así se indique en la etiqueta del producto.

El Líquido de Frenos Aurgi DOT 4 ABS es un fluido hidráulico 100% sintético indicado para sistemas de frenado ABS/ESP con un punto de ebullición en seco de 265º C favbricado en la Unión Europea. Cumple la norma UNE 26-109-88 certificada por el INTA. Supera las especificaciones SAE J1704, FMVSS Nº 116 DOT 4, ISO 4925 Road Vehicles y UNE 26-109-88.

aurgi-read-tyres

OTROS PRODUCTOS Y SERVICIOS AURGI

OFERTA Desinfeccion por ozono + Revision Integral
Desinfección por ozono

Desinfección por ozono

IVA incluido
17,95 €
Reparación de pinchazo

Reparación de pinchazo

IVA incluido
17,75 €
OFERTA Descuento Anticongelante
Cambiar líquido anticongelante

Cambiar líquido anticongelante

IVA incluido
39,95 €
OFERTA Descuento Anticongelante-Refrigerante con Limpieza de Radiador
Cambiar líquido anticongelante + limpieza

Cambiar líquido anticongelante + limpieza

IVA incluido
54,95 €

Desliza hacia los lados para ver más