Carga de Aire Acondicionado

IVA incluido
54,95 €
Sin promoción: 59,95€
Incluye impuestos gases fluorados (21,45€/kg)

¿EN QUÉ CONSISTE LA CARGA DE AIRE ACONDICIONADO EN AURGI?

Aurgi es una de las empresas referentes en la carga de aire acondicionado para automóviles, por la que cada verano pasan decenas de miles de vehículos. En la actualidad nuestros centros únicamente cargan gas R134a, ya que los sistemas de aire acondicionado equipados a partir del 2.018 por lo general no debieran necesitar este servicio.

Este liderazgo se ha conseguido gracias a un esmerado proceso de actuación compuesto de los siguientes pasos:

  • Recuperación del gas y aceite antiguo para su reciclado, así como extracción de la humedad del circuito.
  • Prueba de estanqueidad del sistema. Antes de poder cargar gas refrigerante en el circuito, la Ley obliga a efectuar una revisión de fugas del sistema que garantice que este gas no va a emitirse rápidamente a la atmósfera. Esto se consigue realizando el vacío en el circuito lo que, en caso positivo, probaría su estanqueidad y ausencia de fugas. Si no se superase este test, no podría cargarse gas y se devolvería al cliente la cantidad abonada descontando un pequeño importe por la realización de esta prueba.
  • Rellenado de gas R134a y aceite. Garantizada la estanqueidad, se procede a cargar el gas en la cantidad especificada por el fabricante, así como a inyectar el aceite necesario para el funcionamiento del compresor y la lubricación del sistema.
  • Prueba de enfriamiento.
Recarga AC

¿CUÁNDO ES PRECISO CARGAR EL GAS DEL CIRCUITO DE AIRE ACONDICIONADO?

Uno de los problemas más frecuentes en nuestro vehículo cuando empiezan a subir las temperaturas es que el sistema de aire acondicionado no consiga enfriar convenientemente el habitáculo. La causa más frecuente por lo que esto sucede es que se haya perdido parte del gas refrigerante del circuito, aunque existen otras causas que pueden afectar a un incorrecto funcionamiento del sistema.

¿QUÉ GAS UTILIZAN LOS SISTEMAS DE AIRE ACONDICIONADO?

El gas utilizado mayoritariamente en los sistemas de aire acondicionado del parque de automóviles en circulación es el gas R134a, que corresponde a la práctica totalidad de los vehículos fabricados en el periodo comprendido entre los años 1.992 y 2.017 ambos incluidos. Este gas sustituyó al gas R12 que era el que se utilizaba previamente pero que se dejó de emplear por su efecto dañino sobre la capa de ozono.

Sin embargo, y a pesar de no afectar a la capa de ozono, el gas R134a tiene un elevado potencial de calentamiento atmosférico y una larga permanencia en la atmósfera, por lo que contribuye al denominado “efecto invernadero” y con ello, a intensificar los efectos del cambio climático. Por este motivo, su uso se ha gravado con el Impuesto sobre los Gases Fluorados de Efecto Invernadero cuyo tipo en el año 2.020 es de 21,45 euros/kg, a la vez que se están imponiendo limitaciones a su fabricación.

A partir del 1 de enero del 2.018 (y algunos modelos previos a esa fecha), los vehículos nuevos incorporan el gas R1234yf que emite menos gases de efecto invernadero a la atmósfera y está exento del Impuesto sobre los Gases Fluorados, aunque su precio es muy superior al del R134a.

Recarga AC

¿POR QUÉ HAY QUE CARGAR EL AIRE ACONDICIONADO?

El circuito de aire acondicionado por el que fluye el gas refrigerante es un circuito estanco, por lo que no debiera hacer falta cargar el aire acondicionado ya que el gas refrigerante no se consume con su uso. Sin embargo, muchas veces debe reponerse el gas debido a que los coches son mecanismos sujetos a continuas vibraciones (incluso golpes), normalmente expuesto a la intemperie, y en el circuito existen numerosas juntas que con el tiempo van disminuyendo su eficacia.

Por utilizar un símil automovilístico, igual que un neumático con el tiempo pierde presión sin estar pinchado, el circuito de aire acondicionado puede perder algo de gas sin sufrir una fuga significativa.

Conviene destacar que uno de los elementos por donde más frecuentemente se producen las pérdidas de gas, son los obuses situados en las conexiones de carga del aire acondicionado. Es recomendable la comprobación de su estado cada vez que se realiza la carga del aire acondicionado.

¿CÓMO EVITAR LA PÉRDIDA DE GAS DEL AIRE ACONDICIONADO?

Todos hemos oído que hay que poner en marcha el aire acondicionado durante unos quince minutos al menos una vez al mes, incluidos los meses de invierno, para prolongar la vida del sistema. La principal razón para ello es que de esta forma se lubrican todas los componentes del sistema con lo que se evita su resecamiento y consecuente pérdida de elasticidad, causa principal de las pérdidas de gas y que se va agravando con el paso de los años.

Si no se ha seguido este consejo, existen productos de tratamiento antifugas que nos ayudarán a evitar la pérdida de gas del aire acondicionado. El tratamiento antifugas, una vez inyectado en el circuito, consigue sellar micro fugas de forma permanente ubicadas en evaporadores, condensadores, manguitos y otros elementos, así como revitalizar juntas y otros componentes de goma devolviéndoles la elasticidad perdida.

OTRAS CAUSAS POR LAS QUE SE PRODUCE UN FALLO DE ENFRIAMIENTO

Además de una insuficiente cantidad de gas, existen otras causas que pueden derivar en un fallo de enfriamiento del sistema de aire acondicionado. A continuación se enumeran las más frecuentes.

  • Filtro de habitáculo excesivamente sucio. Antes de pasar el aire al habitáculo, este filtro se encarga de retener el polen y sustancias contaminantes en suspensión en el aire para evitar que penetren al interior del vehículo. Si el filtro se encuentra excesivamente sucio disminuirá el caudal de aire que proporciona el sistema de ventilación por lo que la eficacia de la climatización disminuirá llegando a provocar incluso malos olores. Los fabricantes suelen recomendar su sustitución al menos una vez al año.
  • Compresor averiado. El compresor es el elemento principal del sistema de aire acondicionado. Haber estado funcionando con insuficiente carga de gas es una de las causas principales de la sobrecarga de trabajo del compresor lo que provoca su envejecimiento prematuro. Un compresor averiado no saltará aunque tenga suficiente carga de gas (es frecuente oir un chasquido u observar un parpadeo del sistema eléctrico al arrancarlo).
  • Fallo eléctrico. Normalmente el sistema de climatización suele tener unos fusibles específicos y no es raro encontrar alguno de ellos fundido que haya que sustituir. Sin embargo, es importante localizar la causa que ha provocado que el fusible se funda para evitar que se repita al poco tiempo, siendo las más habituales que el compresor o el motor del ventilador estén agarrotados.
  • Avería en la caja del climatizador o las trampillas de aire caliente y frío, que hacen que los flujos de aire de la calefacción y del aire frío se mezclen si no cierran bien.
  • Otras averías de más difícil diagnóstico son las del condensador (al estar normalmente situado en la parte frontal es fácil golpearlo) y del evaporador o válvula de expansión que puede haberse ensuciado.

GARANTÍA DE LA CARGA DE AIRE ACONDICIONADO

Cuando con posterioridad a la carga de aire acondicionado éste dejase de funcionar como consecuencia de la pérdida del gas cargado por una fuga no detectada, el cliente tendrá derecho a la devolución del importe íntegro abonado por este trabajo dentro de los plazos legalmente establecidos de 3 meses ó 2.000 kilómetros (para vehículos industriales quince días), lo que antes suceda.

Recarga AC

¿QUÉ SUCEDE SI SE USA UN GAS NO HOMOLOGADO?

Con la subida del precio del gas R134a debido a las limitaciones en su producción, así como al impuesto medioambiental que lo grava, han aparecido en el mercado diversos productos alternativos. Sin embargo, los fabricantes de automóviles no han homologado su uso.

Usar gases no homologados o que no cumplan las especificaciones del fabricante puede dañar seriamente el sistema de climatización, aunque su efecto puede no ser inmediato.

En Aurgi todo el gas que se utiliza es nuevo, de primera calidad y suministrado por Carburos Metálicos, empresa líder a nivel mundial en la fabricación de gases industriales.
Recarga AC

¿CÓMO LIMPIAR EL SISTEMA DE CLIMATIZACIÓN?

Existen diversos productos, normalmente aerosoles de descarga única, que limpian el circuito del aire acondicionado eliminando virus, bacterias, mohos y malos olores, incluso algunos de ellos incorporan perfume ambientador. Para que sea eficaz su uso, la descarga debe realizarse con el sistema de ventilación al máximo en función recirculación.

También puede utilizarse alternativamente la desinfección por ozono, que ha demostrado su eficacia en la eliminación del virus COVID-19. La desinfección por ozono debe realizarse por profesionales que aseguren su correcta aplicación así como la necesaria ventilación después de la misma.