Cadenas de nieve

Las cadenas de nieve son una necesidad para enfrentar la temporada de invierno. Pero, ¿qué son las cadenas de nieve y cómo se colocan? ¿Qué características deben tener y en qué se diferencian de las cadenas textiles de nieve? Aquí te explicamos.

Accesorios indispensables para los coches, las cadenas de nieve son cadenas especiales que se fijan a las ruedas motrices en contacto con los neumáticos del vehículo. En los vehículos de tracción a las cuatro ruedas, pueden montarse en las cuatro ruedas o sólo en las que tienen mayor fuerza motriz. Las cadenas de nieve aumentan el agarre en la nieve, el barro, la grava y, según el modelo, también en el hielo. Son una alternativa válida y económica a los neumáticos de invierno, pero es esencial elegirlos con cuidado. 

¿Cuáles son los más adecuados para mi coche?

En primer lugar, la elección de las cadenas de nieve depende de las características de tu coche y de las rutas que vayas a utilizar. En general, todos los automóviles con ruedas de entre 13" y 17" de diámetro son compatibles con cualquier tipo de cadena; los que tienen ruedas de más de 17" de diámetro se definen como "no catenables" porque el espacio entre el neumático, el guardabarros y la suspensión, al ser pequeño, no permite un montaje correcto y seguro de las cadenas. ¿Qué se debe hacer en estos casos? Es posible comprar un kit de cadenas con un grosor reducido de 7 mm o elegir un kit con fijación externa. 


En cuanto a los precios, éstos varían según el modelo y las características técnicas de cada uno, las dimensiones, el grosor y la tensión utilizada (automática o manual).

Instalación de cadenas de nieve

Para montar las cadenas de nieve, es necesario detener el coche de forma segura en zonas donde no hay otros coches, dejando el volante en posición neutral y las ruedas en línea con la carrocería. Entonces debe comprobar la integridad de las cadenas antes de montarlas, eliminando cualquier enredo entre los eslabones.

Luego coloca la cadena detrás de la rueda, levántala y fíjala a la parte superior de la rueda conectando los dos extremos del cable de soporte de plástico. A continuación, conecta los eslabones amarillos usando los ganchos suministrados para formar un cinturón octogonal alrededor del borde. Finalmente, toma la porción restante de la cadena, que suele ser roja, y únela a la polea o al ojal en el otro extremo. Utilice la punta de goma apropiada para apretar la cadena alrededor de la rueda y luego sujétela a uno de los eslabones exteriores para asegurar la tensión adecuada.

Quitar las cadenas de nieve

En cuanto a la retirada de las cadenas es necesario detener el coche para que la parte en rojo esté en la parte inferior de los neumáticos; en este punto se procede con los pasos invertidos. Para mantener la integridad de las cadenas, es útil, si no es necesario, después de cada uso, lavarlas con agua limpia y eliminar cualquier resto.

Las cadenas textiles para nieve aprobadas funcionan de la misma manera que las cadenas para nieve, pero hasta hace poco no tenían la misma garantía de seguridad. Aunque esto ya no es así, es necesario prestar más atención a su uso, ya que pueden deteriorarse fácilmente cuando se utilizan en carreteras sin nieve. A diferencia de las cadenas de nieve, son más fáciles de instalar, pero la velocidad máxima permitida con las textiles puestas es de 50 km/h y en las carreteras no nevadas es necesario quitarlos para evitar el desgaste.

En Aurgi tenemos todo tipo de accesorios para tu coche: Radio para el coche, tapacubos, cadenas de nieve, fundas de asiento, alfombrillas, bombillas, aditivos, gato hidraulico, repara arañazos, antirrobos, arrancadores, altavoces, portabicicletas, help flash, cofres para el techo, cables de arranque, fundas para el exterior, aceite